Nicte Guerrero Ruiz

- Mi tío Chuy existe en nuestra memoria yo creo que desde que tenemos noción. Él y mi tía Licha son personajes importantes en nuestra historia y la de mi familia.

Recuerdo perfecto la primera vez que llegamos a su casa, hacia mucho calor y nos recibieron muy gustosos y hospitalarios como siempre. Había cocas frías, helado, all bran con yoghurt. Una de las tantas veces que fuimos, nuestros viajes a San Antonio, al buffet chino, al Luby's, Los Generales, al Sirlon, todo lo que fueran buffets. Recuerdo sus chistes, sus anécdotas fueron forjando mi forma de verlo, era todo un personaje. Su cercanía y amor pronto hicieron que lo viéramos como un padre y un abuelo para mis hijos.


Llegaba sin previo aviso a la casa, después de un café y un cigarro y me decía : -"Mi reeeeeina"-. Pasaba la tarde con nosotros. Los niños lo volvían loco por que querían que los viera nadar, echarse clavados o contarle de sus últimos logros. Recuerdo un día que me enoje por que Pedro no llegaba a la casa y ya eran pasadas las 2 am. Resulta que estaba de parranda con mi tío y un mariachi, celebrando su cumpleaños. Así era él, podía ser tu amigo, tu tío, un abuelo, un padre.


Para mi uno de los recuerdos más gratificantes y que guardare por siempre en mi corazón es que mi papá estuvo como 15 días en el hospital, grave. Siempre había un mensaje: -"Como van mi reina? Ocupas algo?"-. Siempre estuvo a un lado de mi papá, dándonos alegría, haciéndonos pasar un rato ameno, siempre al pendiente y siempre presente, amigos como él, pocos.


Extrañare su risa, su olor, su calidez pero sobre todo su presencia. ¡Tío siempre estarás en nuestros corazones!

27 views0 comments

Recent Posts

See All